¡Finalmente tenemos el título de la propiedad!

¡Finalmente tenemos el título de la propiedad! ¡Alabado sea el Señor!