Los Wolff celebran 30 años llegando a Ecuador como misioneros.

Dr. E. Wolff: “Aquí una fotografía antigua en nuestra casa, antes de mudarnos a vivir en nuestro complejo misionero que duró más de 8 meses para la peparación, cursos y finalmente la aprobación para ir a Ecuador.

Muchos dijeron que nuestros hijos pagaría la aventura de los padres, sucedió lo contrario. Todos nuestros hijos y sus familias son cristianos, y la mayoría de ellos también son misioneros.

Nuestros 17 nietos son una bendición.

¡Alabamos al Señor! “